Regresar a la Página Principal
MANIFESTACIONES EN TODO EL MUNDO EN REPULSA A LOS ATENTADOS DE MADRID

Bruselas. La numerosa colonia española en la sede del Parlamento Europeo se ha sumado a la condena internacionalLa repulsa al terrorismo y la solidaridad con las víctimas de los atentados ocurridos ayer en Madrid han dado la vuelta al mundo en múltiples manifestaciones que han convocado a millones de personas.

En Bruselas, alrededor de 6.000 personas se manifestaron frente al edificio de la Bolsa belga. Durante el acto, culminado con un minuto de silencio, los manifestantes portaron, sobre todo, pancartas contra la banda terrorista ETA. Los ciudadanos que participaron en el acto eran, en su mayoría, españoles y llevaban banderas con crespones negros. Lemas como 'ETA no', 'ETA cobarde y asesina', 'ETA sicarios', 'No a la Guerra-No al terrorismo' se pudieron distinguir en las pancartas.

Unas 2.000 personas se han concentrado a las 19:00 horas frente a la Embajada española en París, encabezados por el embajador español en Francia, Francisco Javier Elorza; el portavoz del Gobierno francés, Jean François Copé y el presidente de la región de París, Jean Paul Huchon.

En Londres alrededor de 300 personas se reunieron a mediodía ante la Embajada. La Policía detuvo el tráfico en ambas direcciones y los presentes secundaron cinco minutos de silencio. En la residencia del embajador se ha abierto un libro de pésame, en el que todos los que lo deseen pueden firmar. Además, a las 20:00 horas (hora local) se ofició una misa en recuerdo de las víctimas en la Catedral Católica de Westminster.

La comunidad española de Roma se reunió ante la Embajada de España para mostrar su solidaridad y su pésame por las víctimas. En la reunión silenciosa participaron el embajador, José de Carvajal y Solido, el cuerpo diplomático presente en Roma, el portavoz del Vaticano, el español Joaquín Navarro-Valls, y un representante del Ayuntamiento de Roma.

Por otra parte, cerca de 1.000 personas se manifestaron a las puertas de la Embajada de España en Lisboa a las 13:00 horas (hora local). A la concentración asistieron políticos de todas las fuerzas parlamentarias, representantes de la comunidad española en la capital portuguesa, entre ellos el entrenador del Benfica, José Antonio Camacho, y ciudadanos portugueses. También en la capital de Finlandia, Helsinki, se han reunido cerca de un millar de personas, igual número que en Ginebra (Suiza). En Berlín fueron cerca de 2.000 personas las que desfilaron desde la Puerta de Brandeburgo hasta la Embajada española.

Las protestas y las muestras de apoyo han ido más allá de Europa. Hoy, cerca de 500 personas se concentraron junto a la Embajada española en Washington. El presidente estadounidense, George W. Bush, participó en las ceremonias de duelo en la residencia del embajador español, Javier Rupérez, y reafirmó su apoyo a España en la lucha contra el terrorismo.

También unas 800 personas se concentraron en silencio ante el Instituto Cervantes en el centro de Nueva York, convocados por las autoridades españolas en la ciudad -consulado, misión ante la ONU, Instituto Cervantes-. La manifestación, formada en su mayoría por españoles, estuvo llena de pancartas con crespones negros en señal de luto. Tras cinco minutos de silencio, el acto acabó con una ovación.

En México la Embajada española ha convocado una manifestación ante la réplica de la estatua madrileña de Cibeles.

Por otra parte, la embajada española en Perú convocó una concentración solidaria durante la cual se guardaron cinco minutos de silencio frente al centro cultural de España. La manifestación estuvo encabezada por el embajador español, Carlos Díaz Válcarcel, y asistieron «varias centenas de personas, incluyendo miembros de instituciones públicas y privadas así como miembros de empresas, tanto españoles como peruanos».

En Buenos Aires, las autoridades argentinas y el cuerpo diplomático, así como representantes de la numerosa colectividad española residente en el país y de diferentes credos religiosos, han convocado un acto multitudinario en el centro de la capital argentina para repudiar los atentados terroristas perpetrados ayer en Madrid. El acto comenzará a las 16.30 hora local (21:30, hora española).

Además, el presidente de Honduras, Ricardo Maduro encabezó un mitin en el que participaron unas 200 personas frente a la Embajada española en Tegucigalpa. El presidente Maduro y su esposa, la española Aguas Ocaña, el embajador de Estados Unidos en Honduras, Larry Palmer, así como ministros y otros miembros del cuerpo diplomático participaron en la manifestación.

En la capital de China, Pekín, cerca de 150 españoles se reunieron ante la Embajada española. «El terrorismo nunca conseguirá sus objetivos», declaró el embajador español, José-Pedro Sebastián de Erice.

Las imágenes de la solidaridad


Fuentes consultadas: El Mundo, El País